Con la vida

4 de julio. ¡Y con la vida! Con nuestra vida, con nuestro carisma marista, con nuestras comunidades. Centramos la misión de nuestro futuro y hacemos un interesante ejercicio de intuición sobre lo que está por venir. Reconocemos nuestra historia y proyectamos desde nuestra intención, y con la ayuda del Espíritu, lo que creemos que puede ser el futuro de nuestra vida y nuestra misión en un mundo que no tiene mucho que ver con el de Champagnat.

Aun así, las personas son las personas, las creencias, los sentimientos, las relaciones… permanecen en el mundo puesto que forman parte de la condición humana. Por ello estamos seguros de que los rasgos que hemos heredado de nuestros mayores en la misión nos seguirán siendo útiles para afrontar los retos que hoy vamos percibiendo.
El próximo Capítulo provincial, que tendrá lugar en el mes de diciembre, será quien tome decisiones para enfocar, para concretar tantas líneas, tantas estrategias y tantas acciones como hoy se han puesto sobre la mesa -sobre el suelo-.

Celebramos la misa, celebramos la mesa. Y celebramos el envío de todo este conjunto de educadores hermanos, de educadores laicos, de educadores voluntarios, maristas todos de corazón, que nos vamos de Lardero con una nueva ilusión.

Categorias: