Vinculación laical en Lardero

2 de julio. Ayer, en nuestra casa de Lardero, se ha celebrado otra ceremonia más para celebrar la vinculación al carisma marista a través de la Provincia. Han realizado este gesto público de vinculación y adhesión al carisma cinco laicos de Pamplona (José Antonio Zazu Piramuelles, Marisol López Fernández, Irene González Antón, Rodrigo Espinedo Escalada y José Ignacio Hualde Gallego) y dos de Zaragoza (José Antonio Negre Hernández de la Torre y Cristina Martínez Marqués).

Ha sido una ceremonia llena de sentimiento y emoción dentro de la eucaristía dominical, celebrada al caer la tarde. Han asistido muchas personas que han querido compartir la alegría del encuentro y de la vocación reconocida: hermanos, compañeros y amigos han celebrado este paso en la vida de estas siete personas que, a partir de hoy, son reconocidos como maristas.

El itinerario de vinculación laical al carisma marista es una propuesta realizada y promovida en nuestra Provincia en coordinación con el Instituto marista, con el fin de aportar un proceso de formación para aquellas personas que desean profundizar su ser cristiano al estilo de María y en la tradición de San Marcelino Champagnat, y que culmina en un reconocimiento público de la vinculación del laico o laica al carisma por parte de la Institución marista. La propuesta se basa fundamentalmente en el discernimiento de las experiencias vividas y en el acompañamiento personal.

La fórmula para su vinculación ha sido la siguiente: “En presencia de nuestro Padre Dios, nuestra Buena Madre y Marcelino Champagnat. Después de un proceso de discernimiento de mi vocación cristiana vivida en el carisma marista de Champagnat, yo -deseo y es mi voluntad- ser reconocido como laico/laica marista en nuestra Provincia Ibérica. Pido al Hermano superior provincial ser acogido en esta familia y me comprometo a cuidar y vivir mi fe, a compartirla en mi comunidad y con otros hermanos y laicos maristas y a dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar, construyendo, con ayuda del Espíritu, una Iglesia profética y mariana.”

José Antonio, Marisol, Irene, Rodrigo, José Ignacio, José Antonio y Cristina, felicidades por este paso en vuestro recorrido vital y que nuestra buena Madre guíe vuestro caminar.