Convocatoria Proyectos e iniciativas sociales 2017

30 de noviembre. Este curso, en el que celebraremos nuestro Bicentenario, resuena en nosotros, en nuestras cabezas y sobre todo en nuestros corazones, la necesidad de seguir construyendo en fraternidad con y para nuestros hermanos y hermanas y en especial, con y para aquellos que más dificultades presentan y que se encuentran en las “periferias” de nuestras realidades locales.

Al igual que el Papa Francisco, nos sentimos interpelados por las urgencias que nos rodean y por la necesidad evangélica de atender a su llamada, pues nuestra entrega misionera ha de privilegiar a los pobres. “Cuando uno lee el Evangelio, se encuentra con una orientación contundente: no tanto a los amigos y vecinos ricos sino sobre todo a los pobres y enfermos, a esos que suelen ser despreciados y olvidados, a aquellos que «no tienen con qué recompensarte» (Lc 14,14). No deben quedar dudas ni caben explicaciones que debiliten este mensaje tan claro. Hoy y siempre, «los pobres son los destinatarios privilegiados del Evangelio»[52], y la evangelización dirigida gratuitamente a ellos es signo del Reino que Jesús vino a traer. Hay que decir sin vueltas que existe un vínculo inseparable entre nuestra fe y los pobres. Nunca los dejemos solos” (Evangelii Gaudium, 48).

No podemos permanecer impasibles ante el dolor y sufrimiento de nuestros prój(x)imos ni perder la oportunidad que para nosotros supone el poder mejorar la realidad en la que se encuentran inscritos nuestros centros y contribuir así a la transformación social y a hacer realidad el Reino. De ello se van a beneficiar nuestras comunidades educativas al poder materializar nuestros compromisos concretos de atención a los más pobres e impulsar nuestros planes de atención a los más necesitados.

Durante el 2017, tenemos ante nosotros una nueva oportunidad de contestarnos y de mover nuestros corazones hacia las urgencias sociales de nuestros entornos próximos. Podemos construir un mundo mejor y más humano, más tolerante y solidario. En cada proyecto, en cada iniciativa, en cada sí se hace creíble la oportunidad de otro encuentro nuevo y necesario para todos. Os invitamos a mirar vuestro centro, vuestro barrio, vuestro entorno 'con los ojos de los niños', a comprometernos por la dignidad de la personas y la promoción de sus derechos, a promover la fraternidad y el bien común.

Categorias: