De las acciones de cada uno, depende el destino de todos

8 de julio. Hawi mar ji tee luwore gi kido mar ngato kan gato
De las acciones de cada uno, depende el destino de todos (frase en lúo)
Un año más, la ong SED nos ofrece la posibilidad de participar en una experiencia de voluntariado internacional. El pasado verano me aventuré a participar en el campo de trabajo de Orore, una pequeña aldea junto al lago Victoria, en Kenia, lugar donde pasé momentos inolvidables. Los rostros de los que nos volvemos a encontrar en las formaciones para repetir este verano la experiencia, son un fiel reflejo de lo que sentimos: emoción, energía, ilusión, complicidad y ganas de aportar nuestro granito de arena.
Salir del primer mundo, abandonar nuestra zona de confort, encontrarse con las gentes de la periferia… son frases a veces muy manidas, pero que alcanzan una relevancia especial en un mundo que sigue siendo desigual. Tener la iniciativa de participar en un campo de trabajo nos dota de una mirada más solidaria ante el mundo. Ser capaces de ayudar a estas comunidades aunque sea en lo más mínimo, es algo que nos hace más justos. Compartir momentos de vida en un entorno desfavorable no nos convierte en mejores personas, sencillamente es algo que nos hace más humanos.
Se necesitarían muchas más líneas para explicar las bondades que el voluntariado internacional puede ofrecer; baste decir aquí que todo aquello que aportamos en términos materiales, además de nuestra presencia y trabajo en los destinos, es enormemente recompensado con lo que nos llevamos de allí a nivel personal y humano.
http://www.tugranodearena.org/category/ctm-kenia/
José Ángel Alba Ferrer