Fratelli Tutti

14/10/20. En el día del “Tránsito” de San Francisco, el 3 de octubre, el Papa firmó en la cripta de San Francisco de Asís su tercera encíclica titulada “Hermanos Todos” ("Fratelli Tutti"), donde propone un nuevo orden mundial con los pobres en el centro. Es un texto que desafía a todos los cristianos. En correspondencia con el mundo marista, hay varios elementos que podríamos relacionar específicamente con el caminar del Instituto. Y de inmediato, identificamos dos:

1) La Regla de vida, publicada el año pasado, empieza con la frase “¡Vale la pena ser HERMANO hoy!”. Esta convicción marista también se refleja en la encíclica. Para resaltar la reflexión del Papa, podríamos citar, por ejemplo, la pregunta que él hace en el número 103:

“¿Qué ocurre sin la fraternidad cultivada conscientemente, sin una voluntad política de fraternidad, traducida en una educación para la fraternidad, para el diálogo, para el descubrimiento de la reciprocidad y el enriquecimiento mutuo como valores?”
2) El último Capítulo general nos llama a caminar como una familia global. Al respecto, el Papa en su encíclica, al meditar sobre la parábola del buen samaritano, invita a la reflexión (102):

“¿Qué reacción podría provocar hoy esa narración, en un mundo donde aparecen constantemente, y crecen, grupos sociales que se aferran a una identidad que los separa del resto? ¿Cómo puede conmover a quienes tienden a organizarse de tal manera que se impida toda presencia extraña que pueda perturbar esa identidad y esa organización autoprotectora y autorreferencial?”.

Puedes leer aquí el texto de la encíclica. Otros idiomas están disponibles en el sitio web del Vaticano.

FMS