Innovación educativa. La cultura innovadora

En nuestra historia como Provincia tenemos algunos episodios que han ido transformando nuestros centros. Hemos hecho procesos que han cambiado la forma de hacer las cosas. Por ejemplo, 

  • - El Plan de acción tutorial más integral fue un elemento transformador que hizo que en nuestras obras se reforzase la idea de la educación integral de la persona en sus cuatro dimensiones: consigo mismo, con los demás, con el mundo y con Dios.
  • - Asumir la cultura de la mejora continua como base de la animación y gestión de las obras.
  • - La implantación de una cultura vocacional en las obras desde un planteamiento provincial.
  • - El establecimiento de un plan estratégico que nos permite tener objetivos comunes para el desarrollo de la misión en todos los centros.
  • - La adopción de la nueva marca Maristas Europa que contribuye a nuestra transformación como conjunto de centros.

En la actualidad, muchos de estos procesos se han consolidado y han dejado como resultado una serie de elementos que afectan directamente a la cultura de los centros. Podemos hablar de que tenemos una cultura de mejora continua, de educación integral, de imagen corporativa, de cultura vocacional… es decir, que por medio del diseño de procesos y del acompañamiento provincial hemos ido consiguiendo la transformación de nuestro modelo educativo y su concreción local para dar respuestas a las demandas y retos que nos plantea la sociedad.

No queremos pararnos ahí, sino que a la vez que se consolida el trabajo de los últimos años, se abren otros nuevos caminos que queremos que formen parte de nuestra propuesta educativa. La educación en y para la interioridad, el liderazgo para la misión o la innovación pedagógica son algunos de ellos.

Creemos que debemos llegar a promover en los centros la cultura de la innovación. Creemos que nuestros centros han de responder en sus contextos locales a las demandas de la sociedad, de las familias y de los alumnos. Y han de responder con actitudes, con planes y con acciones que visibilicen esa cultura innovadora que queremos proponer.

Para conseguir esto, nos hacemos preguntas como ¿Qué animación tenemos que hacer para promover el cambio? ¿Qué elementos de gestión tenemos que incluir en este proceso? ¿Cómo diseñamos este proceso? ¿Cómo tenemos que gestionar los recursos económicos y las personas? ¿Cómo podemos provocar cambios en actitudes?¿Cómo tratar el asunto con las familias y hacerles partícipes?
 

tengounaidea.maristasiberica.es