Servando, Julio, Miguel Angel y Fernando

26 de octubre. Con la seguridad de sabernos llamados por Dios, con la garantía de saber que su amor no nos va a fallar, nos dirigimos confiados a él, seguros de que nuestras peticiones van a ser escuchadas.

1. Que, a ejemplo de Miguel Ángel, Servando, Fernando y Julio, entreguemos nuestras vidas por el ideal de nuestro Fundador, especialmente por los más necesitados. 
2. Que nuestras obras sean lugares de evangelización, donde los niños y los jóvenes se sientan acogidos y donde aprendan a responsabilizarse y a vivir en la libertad y la generosidad. 
3. Que nunca nos falten hermanos comprometidos con profundo sentido cristiano de su misión, entrega vocacional y testimonio de sus vidas. 
4. Que surjan de entre nuestros comunidades hermanos que dan testimonio de su vocación, dispuestos a continuar la labor iniciada por el Padre Marcelino.
5. Que vivamos nuestra vocación en fidelidad a la llamada recibida del Señor e imitando la repuesta generosa de María.

Materiales sobre los mártires de Bugobe

ver video